Noticias

El SEDES dice que las muestras a abogada fallecida las tomó una clínica privada

La muestras, que dieron primero negativo y después positivo, en el caso de la abogada de la fallecida por coronavirus fueron tomadas en la clínica privada en la que la atendieron y el Cenetrop únicamente las procesó, afirmó a Asuntos Centrales el director del Sedes, Mauricio Ríos.

Confirmó que la mañana de este jueves ha instruido una auditoría y el Sedes investigará el caso, de manera de poder establecer todos los procedimientos de la atención y la toma de las muestras en el centro de salud privado donde perdió la vida Erika Salvatierra. “La mayoría de los casos en los que tengamos complicaciones de terapia intensiva van a pasar al comité científico. Me quedo tranquilo así con la investigación que debe existir. El Cenetrop no toma las muestras. Las procesa y reporta si el resultado es negativo, positivo o indeterminado. Para este caso, las muestras fueron tomadas por el personal de la clínica. Nosotros no hacemos tomas de muestras en establecimientos privados, que sólo deben vender la toma de la muestra y no el servicio del laboratorio que corresponde al Cenetrop”, sostuvo.

Explicó que la muestra se debe hacer en el momento de la presencia sintomatológica. ”No se puede tomar para descarte, sino para efectos de diagnóstico. Si se lo hace en periodo de incubación existe la posibilidad que dé negativo, lo que es un falso negativo, porque se aplica en un momento en el que no encontrarán la suficiente carga viral. Si se hace días después, en un momento en el que ya hay transmisión y existe la suficiente carga viral, en el organismo sale positivo”, afirmó.

Sobre el malestar de Mauricio Requena, esposo de la abogada fallecida con Covid, de que el Sedes no acudió a buscarlo después de la muerte para verificar los contactos, dijo tener la constancia de que se lo hizo este jueves en la mañana, ya que ahora hay una mayor demora de tiempo porque se deben atender a más de 2.000 contactos, lo que ocurrirá a medida que los casos vayan en alza como ocurre en Santa Cruz. “Mi equipo de respuesta ya estuvo en su casa realizando la valoración médica y con un equipo con la muestra”, apuntó.

La abogada Erika Salvatierra Castedo falleció el martes en la madrugada. El 29 de abril la internaron en una clínica privada. Ese día le tomaron la muestra para detectar si tenía coronavirus y la prueba dio negativo el 2 de mayo. Su salud empeoró y le volvieron a aplicar otro test que dio positivo, pero resultó tarde puesto que falleció.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.